Google+

Empleados en redes sociales ¿Avanzas o no?



Ha pasado año y medio desde este post ¿Es una pérdida de tiempo que los empleados participen en las redes sociales?  by Laura Ferrera y todavía nos encontramos con empresas que no entienden que es altamente beneficioso que las personas que trabajan en las organizaciones hagan buen uso de las redes sociales, y nos sorprende aún más que haya empleados que tampoco ven como útiles o cómo sacarle partido a sus perfiles sociales.

En ambos casos deben entender que la participación en Internet enriquece a las personas y a sus proyectos profesionales. Además es importante que comprendan que lo que llamamos “marca personal”  complementa la corporativa y viceversa.


Construir una marca personal contribuye a:

- Aumentar el valor del empleado y el de la organización en la que trabaja

- Le permite convertirse en un referente de su sector

- Diferenciarse como profesional

- Ser embajador de su empresa

Siempre que las redes sociales se usen con sentido común, participar, conversar y reflexionar en abierto, hace que las personas sean mejores. A título individual el empleado tiene la posibilidad de crecer profesionalmente y así aportar valor a los clientes y compañeros de la empresa de la que forma parte.

Desde la empresa se debe fomentar el valor de equipo, de esta forma cooperar para que los empleados estén interconectados dentro y fuera de las redes y que vean la importancia del “Dar y recibir”. Una vez comprendido será más fácil que en nombre de la empresa aporten su saber hacer en las redes, con lo que será beneficioso para la organización porque será portadora de talento interno. Transmitir conocimiento es mucho más difícil que transmitir información, por lo que la formación debe ser uno de los primeros puntos a tener en cuenta, antes de embarcarse en la tarea de aterrizar en las redes sociales.

Al empleado se le tienen que poner límites en cuanto a qué puede contar en las redes sociales. Una cosa es ser transparentes y otra muy distinta dar a conocer los contratos de confidencialidad que se ha firmado con un cliente. Para evitar malos entendidos, mejor plasmarlo en el Protocolo de actuación en Redes Sociales.

El empleado debe usar un lenguaje en el que se evite la vulgaridad, y que sea respetuoso, pero más que nada porque estará dañando su propia imagen. Es aconsejable que sea natural, aunque profesional.

Es 
conveniente que aclare en su bio que se expresa en su nombre, y si se presenta un espiral de violencia sepa que no lo conduce a ningún sitio, por lo que una retirada a tiempo es más que aconsejable, entrar en discusiones no beneficia a su marca personal y tampoco a la corporativa.

Las empresas deben entender que tener presencia en redes sociales fomenta el autoaprendizaje y el trabajo colaborativo, punto clave y esencial en la formación continua.

El aprendizaje informal resulta necesario para tratar la infoxicación, para ello el empleado tendrá que aprender a extraer información útil de fuentes fiables. 


¿Cómo lograrlo?

- Siguiendo a personas interesantes de su sector, que le aporten información relevante para su crecimiento personal o profesional. Si sigue a otros tipos de perfiles de que interesen en forma personal, será aconsejable que los agrupe por Listas o Grupos.

- Siguiendo contenidos a través del uso de etiquetas, blogs, suscripciones a canales de Youtube en el que mediante el visionado de vídeos aprenda.

- Obteniendo recomendaciones populares o realizando búsquedas en su red social.

Las redes sociales y la web 2.0 han cambiado la forma de comunicarnos, y poco a poco la forma de aprender y de trabajar. La disponibilidad de conocimiento al alcance de todos se multiplica y crece de manera espectacular ¿Vas a dejar que tu empresa y tus empleados dejen de avanzar?